Impresiones de la visita a Dinamarca

Mis vacaciones (merecidas) de este 2013 han transcurrido en un barco en el país de Dinamarca. Durante 9 días, desde el 8 hasta el 17 de Agosto he visto, experimentando y navegado a diferentes ciudades del país.

La experiencia de vivir en un país durante unos días y no hacer el típico turismo me ha venido genial para desconectar, salir de la rutina y aprender muchísimo de la cultura danesa. En este post voy a desarrollar una lista de tres ítems de las cosas que me quedo del país vikingo.

1 – Respeto lo mío, lo tuyo y lo de todos.

Dinamarca se caracteriza por la multitud de islas que componen el país (un total de 406 islas) Orø, situada muy cerca de la región de Holbæk y se puede viajar de forma regular a esta utilizando un servicio de Ferry. Orø es una isla muy pequeña con tan sólo 846 habitantes y es prácticamente una zona de veraneo del resto de la población, tiene una media de 1300 casas de verano.

En esta isla existen bastantes zonas de cultivo y me sorprendió en concreto una forma de vender la cosecha muy curiosa. Los dueños de la finca ponen a disposición del resto de la población sus productos, en este caso, papas. Para venderlas colocan un puesto de madera con la mercancía y un tarro en el que depositar el dinero. Este puesto no está supervisado por nadie, no tiene vigilancia y no hay una persona observando si roban, si dejan menos dinero, etc. Por lo tanto cualquiera que pasa se lleva X número de papas y deja el precio correspondiente en dicho tarro. Creo que no es necesario comentar que ocurriría en otros países si se lleva a cabo dicha practica.

Puesto de venta de productos en Orø

Este hecho y otros muchos (la limpieza, la amabilidad en general, etc.) me llevan a observar a la población danesa como gente que cuida lo suyo y respeta el resto sin mayores complicaciones.

2 – Pescado cocinado de millones de formas

El hecho de que existan tantas islas, y por lo tanto tanta cercanía al mar casi en cualquier punto del país, hace que el consumo de pescado sea bastante alto en Dinamarca.

Barcos en Dinamarca

Al llegar a Rørvik, lo primero que se encuentra en el puerto es una tienda donde el único producto que se puede consumir es pescado y marisco cocinado de todas las formas que se puedan imaginar. En concreto es muy popular comer Sild (arenque crudo) marinado, ahumado, con curry… y otras muchas recetas. A nivel particular me quedo con el de curry que es absolutamente delicioso.

El pescado se puede comer con Rugbrød (un tipo de pan muy típico de Dinamarca), aquí una foto de un almuerzo utilizando dicho pan y arenques con curry:

Captura de pantalla 2013-08-19 a la(s) 20.00.28

3 – La vida en el barco

Residir en el barco durante nueve días seguidos me encantó. En todas las vacaciones, a parte del tren, creo que sólo me monté en coche una sola vez. Navegar es una de las mejores sensaciones de libertad que existen y sobre todo estar al timón (siguiendo las indicaciones de un capitán excelente) es algo genial.

El recorrido que llevamos a cabo pasó por las siguientes ciudades: Roskilde, Frederikssund, Rørvik y por último Holbæk.

Conduciendo a Tequila hasta Holbæk

 

Resumiendo, este año las vacaciones han sido impresionantes y recomiendo 100% visitar Dinamarca.

Anuncios

Un comentario en “Impresiones de la visita a Dinamarca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s